LA MÁQUINA DE ESQUILAR

La máquina de esquilar es, sin lugar a dudas, el elemento principal del equipo que precisaremos para esquilar a nuestro caballo; aunque no el único, puesto que además deberemos disponer de otros productos como mantas, vendas de descanso, cepillo, esponja, raspeta...

La máquina suele ser eléctrica; dentro de las cuales existen gran cantidad de diferentes modelos que se comercializan en el mercado. Como con cualquier aparato eléctrico hay que leer previamente y con atención todas las instrucciones y comentarios realizados por el fabricante. En las máquinas de esquilar es imprescindible que prestemos especial cuidado con los tipos de cuchillas que deben ser utilizadas así como el método de fijación de las mismas.

Sin lugar a dudas la cuchillas son el elemento principal de la máquina y éstas deben encontrarse siempre en perfectas condiciones; decantarse por cuchillas no aconsejadas por el fabricante, simplemente porque resultan algo más económicas no es una buena idea.
Resulta fundamental controlar que la máquina se encuentre perfectamente limpia antes de proceder a esquilar a nuestro animal, lubricada y funcionando correctamente. Para lubricarla utilice aceite de máquina y cepille los dientes de las cuchillas con la máquina siempre en marcha.

Ponga cuidado en que la tensión de la tuerca de ajuste sea la correcta: para ello fíjese en el ruido que realiza la máquina; si es bajo y forzado será porque esta tuerca se encuentra demasiado tensa y por el contrario si el sonido resulta alto y rápido será porque está demasiado floja.

Antes de comenzar a esquilar debe comprobar que tanto el cable como la clavija se encuentra en perfectas condiciones. Y mientras está esquilando deberá evitar que el animal pueda morder o pisar el cable ya que puede correr riesgo de electrocutarse.

Cada cierto tiempo a lo largo del proceso del esquilado vigilaremos el estado de las cuchillas, poniendo cuidado en que no se caliente demasiado. En caso de que observemos un calentamiento excesivo pararemos la máquina y la dejaremos enfriar.

 

Todocaballos.com